CFP CONVERSIONES: Religiones, transmutaciones y políticas

Llamada a artículos

N° 2 | 2015 – CONVERSIONES: Religiones, transmutaciones y políticas

Coordinadoras: Nadia Fadil, Guillaume Roucoux.

Versión completa sin descarga (PDF).

Resumen

Según la primera edición del Diccionario de la academia francesa (1694), la conversión designa el “cambio”, la “transmutación”, aunque “el término se pueda usar también tratándose de Religión, & de moralidad, y signifique cambio de creencias, de sentimientos, & de mentalidades de mal a bien”. Así como la acepción religiosa fue relegada a un secundo plano en éste diccionario y en los siguientes, pasó a ser primordial en el estudio de la conversión, bajo el impulso de la teología. En este sentido, y a través de la historia, la antropología, la sociología y la psicología social o la transdisciplinariedad (Brandt et al., 2009; Bakhouche et al., 2012), la conversión adquirió un interés científico creciente a lo largo del siglo XX, a pesar de la secularización de nuestras sociedades y del declive de las influencias religiosas sobre los individuos.

Herederos de la cultura cristiana, los primeros estudios sobre la conversión, la conciben bajo el registro puntual e imprevisible del despertar, de la iluminación, o incluso del éxtasis (Starbuck, 1900; Clark, 1929). Es solamente durante el trascurso del siglo XX que la conversión se ve redefinida y conceptualizada, relativamente a la herencia en un primer tiempo; y más tarde, al peregrinaje (Hervieu-Léger 1999). La aparición de nuevos movimientos religiosos da una magnitud y una visibilidad mayor a los fenómenos de conversión. Una multitud de modelos emergen entonces desde las ciencias sociales, por ejemplo, el modelo de Lofland y Stark (1965, Lofland 1977; Snow et al. 1980). Con este último modelo, y con estudios subsecuentes, la definición de la conversión cambia radicalmente: ya no se trata de un evento puntual, sino de un proceso o de una carrera (Richardson and al. 1977; Richardson 1978; Bankston and al. 1981). Interesa conocer los motivos (Lofland and al. 1981), y sus efectos sobre la personalidad (Travisano 1975; Straus 1976; Dawson 1990; Barker 1995). El debate científico se intensifica entonces y se concentra sobre el papel “activo” o “pasivo” del individuo, interrogando así la conversión con respecto al reclutamiento. Rica en significados, la conversión es también la ocasión de pensar otras nociones y experiencias, entre las cuales el compromiso (Lynch 1977; Richardson 1977; Stapples and al. 1987), la adicción (Simmonds 1977), o incluso la contaminación (Laycock 2010).

Este esbozo de genealogía de la conversión religiosa demuestra que a fuerza de interrogaciones, análisis, precisiones, usos o incluso desgastes teóricos, se ha convertido en un tema clásico de las ciencias religiosas. Mientras que fuera de estas últimas, parece haberse desarrollado como una herramienta capaz de describir diversos fenómenos. La conversión excede hoy el único registro de lo religioso. Partiendo de una propuesta que consiste en volver a trabajarla tal y como se presenta, es decir desde su pluralidad descriptiva, este número de revista entiende exhumar y valorizar sus otras acepciones, eventualmente crear nuevas, con la ambición de instilarle un poder critico y restituirle su cualidad de concepto (Baillé, 2007). Aún así, queremos también cuestionar la relación entre la conversión y lo que Michel Foucault a descrito como la “inquietud de sí”: el trabajo discursivo, afectivo y corporal sobre el sí dentro de una óptica de transformación del sí. Abriendo este concepto a otras realidades, tenemos también el deseo de interrogarnos sobre la pertinencia de este significante y su función en los discursos. ¿Qué ocurre cuando una transformación social (cualquiera que sea) está marcada por el término “conversión”? ¿Y cuál es la relación entre estos fenómenos y todo el trabajo sobre sí hecho de manera cotidiana por cada sujeto? ¿Podemos afirmar que la conversión opera como un concepto analítico neutro, o que este concepto tiene un papel particular en el proceso de desnaturalización de algunas (¿y de cuáles?) prácticas de transformaciones de sí? El objetivo de éste número es hacer de la conversión una categoría de análisis útil para trabajar lo que está en juego y las relaciones de poder que estructuran y vinculan/limitan à la vez nuestras vidas, nuestros pensamientos, nuestros deseos, nuestros cuerpos y nuestros espacios. Invitamos a los/las autores a inscribir sus proposiciones de artículos en uno o varios de los tres ejes siguientes.

EJES
  1. Conversiones religiosas, categorías sociales y relaciones de poder.
  2. Conversiones de cuerpos y transmutaciones identitarios.
  3. Conversiones estratégicas y amenazas políticas.
FECHA LÍMITE
  • Fecha límite para recibir proposiciones: 15 de Abril 2014
    Notificación de la primera fase de selección: fin de Abril 2014
  • Sumisión de los artículos completos para evaluación a ciegas: 1 de Octubre 2014
    Aceptación definitiva de los artículos: medio de Octubre 2014
  • Publicación: Primavera 2015
Publicités